Nuestra Señora de Guadalupe


Tamaño (cm): 85x55
Precio:
Precio de venta$372.00 SGD

Descripción

La pintura de Nuestra Señora de Guadalupe, también conocida como la Virgen de Guadalupe o la Virgen de Tepeyac, es una de las imágenes religiosas más icónicas y veneradas en América Latina y particularmente en México. 

Aparición

La pintura de Nuestra Señora de Guadalupe está vinculada a una serie de apariciones marianas en 1531 en el Cerro del Tepeyac, cerca de la Ciudad de México. Según la tradición, la Virgen María se apareció a Juan Diego, un indígena azteca convertido al cristianismo, y le pidió que construyera un templo en su honor.

Técnica única

Lo más sorprendente de la pintura es que se dice que fue creada por la propia Virgen María, quien dejó su imagen impresa en la tilma (un manto de fibra de agave) de Juan Diego. A lo largo de los siglos, los científicos han estudiado la tilma y no han podido explicar cómo se ha mantenido en tan buen estado durante más de 500 años sin degradación.

Símbolos ocultos

La pintura contiene numerosos símbolos e iconografía que tienen significados importantes para la cultura y la religión mexicana. Por ejemplo, la Virgen está vestida con un manto azul estrellado, que se interpreta como un signo de su divinidad. Su postura y los pliegues de su vestimenta también se han interpretado como símbolos astrológicos y religiosos.

Devoción popular

La Virgen de Guadalupe es una figura central en la devoción católica de América Latina y es considerada la patrona de México. Su fiesta, el 12 de diciembre, es una de las festividades religiosas más grandes del país y atrae a millones de peregrinos a la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México.

Reconocimiento papal

En 2002, el Papa Juan Pablo II canonizó a Juan Diego como el primer santo indígena de América, lo que elevó aún más la importancia de la Virgen de Guadalupe en la Iglesia Católica y en la cultura mexicana.

Un aspecto menos conocido pero intrigante de la pintura de Nuestra Señora de Guadalupe es el llamado "efecto pupilar" o "reflejo pupilar". Se ha descubierto que en los ojos de la Virgen en la imagen, en la parte donde normalmente se reflejaría la escena que tenía en frente Juan Diego cuando desplegó su tilma llena de rosas ante el obispo, se encuentra una representación diminuta y borrosa de un hombre.

Este fenómeno, que solo se hizo evidente cuando las técnicas de fotografía avanzada permitieron el análisis de alta resolución de la imagen, ha sido objeto de especulación y debate. Algunos creen que la imagen en los ojos de la Virgen es una evidencia divina que respalda la autenticidad de las apariciones y la intervención milagrosa de la Virgen María. Otros sostienen que podría ser simplemente un efecto de la técnica artística utilizada para crear la imagen en la tilma.

Independientemente de la interpretación que uno tenga sobre este "efecto pupilar", es un detalle interesante que ha suscitado muchas discusiones y ha contribuido a la misteriosa aura que rodea a la pintura de Nuestra Señora de Guadalupe.

En resumen, la pintura de Nuestra Señora de Guadalupe es un símbolo profundamente arraigado en la historia y la cultura de México, y su historia está llena de misterio y devoción que continúan inspirando a millones de personas en todo el mundo.

Recently viewed