El Viñedo Rojo - Vincent Van Gogh - KUADROS

El Viñedo Rojo - Vincent Van Gogh

Kuadros le hace un homenaje a esta fantástica pintura que nos quedó de legado del gran maestro Vicent Van Gogh.

El artista alguna vez escribió: El arte expresa la profunda relación de la humanidad con el mundo.

Era el mismo genio que padecía una enfermedad mental, que incluía episodios depresivos y psicóticos, con posible trastorno bipolar.

Que hoy sea considerado uno de los artistas más maravillosos y queridos de todos los tiempos, es solo una anécdota parcial de su universo.

Su talento era tan impresionante como pintor que logró cambiar significativamente el curso del arte moderno. Nunca recibió reconocimiento en su vida y se suicidó a los 37 años pensando que era un fracaso, debido a su mala salud mental, pero a pesar de eso, su arte trascendió para toda la vida.

En sus últimos años y mientras vivía en Arlés, al sur de Francia (1888), logró producir un arte maravilloso, y si bien reflejaba sus continuos conflictos mentales, es indudable que también ofrecía una forma muy diferente de representar el mundo.

No solo pintó, sino que también escribió títulos como: “Para actuar bien en este mundo, los hombres deben abandonar todas las metas egoístas ... El hombre no está en esta tierra solo para ser feliz; está ahí para ser honesto, está ahí para lograr grandes cosas para la humanidad ", todo esto con escasos 22 años. El historiador de arte Herbert Read consideró que este compromiso de ser honesto, fue como una regla inquebrantable en su vida.

Su genio logró alcanzar o descubrir, un modo de autoexpresión. Su impulso siempre estuvo orientado a buscar la fuerza de la forma, la pureza del color, un nuevo contacto con la realidad. Es un conjunto de rasgos y sentimientos los que componen la rara vitalidad de su arte.

No es el lenguaje de los pintores, sino el lenguaje de la naturaleza lo que uno debe escuchar, el sentimiento por las cosas mismas, por la realidad, es más importante que el sentimiento por los cuadros. 

Su audaz uso de los colores y la pincelada expresiva fueron componentes que definieron su comunicación con el mundo. Pero fue ese extraño sentimiento que lo atraía a la vida cotidiana, a la gente común, lo que puede explicar por qué su arte es tan cautivador. 

Sin duda, el vino fue muy importante para Vincent en su vida, ya que fue como su dinamizador en su arduo ritmo de trabajo. Según un extracto de una carta donde sugiere que bebió demasiado: “Todos los días tomo el remedio que el incomparable Dickens prescribe contra el suicidio. Consiste en una copa de vino, un trozo de pan con queso y una pipa de tabaco ”.

Esta pasión por el vino también puede haber influido en éste, uno de sus mejores trabajos, El Viñedo Rojo.

Una leyenda especial de Vincent Van Gogh, hace de este cuadro una pintura legendaria. Este cuadro forma la historia de la única venta que hizo Van Gogh en toda su vida.

La historia como tal es verídica, lo que no es real es la afirmación de que fue solo una. La verdad es que Van Gogh vendió al menos dos pinturas, además de algunos dibujos. 

Eso no cambia nada sobre su vida: "Lo que importa es que vendió muy poco", dice el curador Richard Kendall, quien escribió el ensayo del catálogo principal de la exitosa exposición "Van Gogh 's Van Goghs" mostrada hace unos años en la Galería Nacional de Arte en Washington. 

El origen de esta magnífica obra comienza con un simple comentario que el artista le hace en una carta a su amigo el pintor Eugene Boch, sobre sus planes de pintar El Viñedo Rojo:

"Ah, bueno, tengo que ir a trabajar a la viña, cerca de Montmajour". Todo es púrpura-amarillo-verde bajo el cielo azul, un hermoso patrón de colores. "

Arlés, la ciudad francesa que sirvió de inspiración para Van Gogh, fue donde trabajó intensamente, pintó la mayoría de sus obras más bellas y escribió sus páginas más claras y profundas.

Pero hubo un lugar que cautivó el alma de Van Gogh, este lugar fue un viñedo cuyos colores cambiaban a rojos y amarillos otoñales segun la hora. Van Gogh decidió plasmar este lugar, y en  la pintura logra capturar estos colores vibrantes y también reproduce la luz distintiva del sol de la tarde provenzal, brillando en el río e irradiando el paisaje resplandeciente, con una técnica majestuosa.

Los rayos brillantes iluminan a los trabajadores que recogen encorvados las uvas maduras, que parecen fundirse con el viñedo. Todos parecen participar activamente en la cosecha en una relación directa con la tierra que refleja los ritmos del trabajo agrícola.

Un 23 de octubre del año 1888 el pintor Gauguin, después de muchas invitaciones hechas  mucho antes, acepta ir a Arlés a la Casa Amarilla a vivir con Van Gogh y pasar un tiempo ahí.

En noviembre de ese mismo año se dedicaron a beber y trabajar juntos. Cuando el tiempo no era favorable y bromeaban con que Gauguin había traído la lluvia, pintaban de memoria, o de tête.  Después de un paseo un domingo por la noche, cuando habían estado viviendo juntos durante 13 días, Vincent empezó a pintar El Viñedo Rojo.

Se conoce a Van Gogh como un pintor que siempre utilizó la técnica de pintar lo que tenía frente a él, Vincent afirmaba: "Siempre hago mi trabajo en un lugar". Un dato curioso, pues esta pintura El Viñedo Rojo fue pintada enteramente de memoria.

En un párrafo de una carta que el pintor Gauguin escribió al hermano de Van Gogh, Theo, dice: "He hecho una imagen del recuerdo de un pobre desgraciado realmente embrujado en medio de un viñedo rojo, y tu hermano, que es muy generoso, cree que es bueno ".

En noviembre Van Gogh decide escribirle también a su hermano Theo y le cuenta sobre una pintura de Gauguin, la cual había pintado de memoria, y se trataba de unas mujeres en un viñedo, y también que él estaba pintando su su propio viñedo: "Un viñedo rojo , todo rojo como el vino tinto. En la distancia se volvió amarillo, y luego un cielo verde con el sol, la tierra después de la lluvia violeta, brillando aquí y allá donde captaba el reflejo del sol poniente ”.

Es muy evidente que este par de pintores durante ese tiempo trabajaron juntos y con una estrecha relación, incluso llegaron a compartir el mismo lienzo tosco de silicio que Gauguin había traído de casa. Las medidas del viñedo rojo son de 75 por 93 centímetros, modelo estándar, utilizada esta muchas veces antes por el artista en sus otras pinturas.

En la pintura Van Gogh nos muestra: prácticas vitivinícolas muy rústicas: un viñedo plano, orientado al norte, plantado con vastas enredaderas en forma de gobelet en forma de postes; carros tirados por caballos; cestas de madera; recogida a mano; y mujeres cosechadoras. 

Los días parecían cortos y Van Gogh tuvo menos tiempo para capturar este momento. Esta imagen debe representar, un día en la vida del pintor, uno de esos días en los que Van Gogh trabajaba al aire libre durante las primeras horas de la tarde, mientras la luz del sol se reflejaba en el río y corría por el costado del viñedo.

El cielo amarillo es una novedad en los paisajes que pintó Van Gogh de Arles, ya que casi siempre los pintó de un color azul brillante. En El Viñedo Rojo los colores que dominan son el rojo y el amarillo, en este cuadro podemos ver como Vincent es capaz de desconocer las leyes establecidas de la teoría del color contrastante. Además, la influencia del impresionismo no se puede negar cuando utiliza el color puro o las pinceladas individuales del puntillismo.

También podemos apreciar la conocida técnica del empaste de Van Gogh, en enormes gotas manchadas de pintura todavía húmeda. El lienzo sin firmar indica el estado de incertidumbre que estaba ocurriendo en ese momento.

Por pedido de Van Gogh, Theo van Gogh su hermano, despacha seis pinturas hacia Bruselas, con el objetivo de exhibirse, en una exposición de un grupo de pintores llamados XX o Vingtistes, en cuyo grupo también estaba Cezanne.

Anna Boch compró "El Viñedo Rojo" por 400 Francos. Ella misma era pintora y hermana del poeta Eugene Boch, amigo de Van Gogh. Eugene visitó a Van Gogh en Arles en 1888 y Van Gogh pintó su retrato. Posteriormente, el cuadro fue adquirido por Sergei Shchukin, un coleccionista ruso, nacionalizado por los bolcheviques y luego pasado al Museo Pushkin de Bellas Artes de Moscú.

A Van Gogh le costaba relacionarse con la sociedad, y hablamos desde su propia familia hasta amigos, era un ser muy atormentado, y luchó por conservar su lugar en el mundo. Su talento no fue reconocido en su momento y fue desconocido durante toda su vida.

Por eso El Viñedo Rojo representa tanto para nosotros, el único cuadro que vendió, uno de sus cuadros más expresivos, más poderosos, que nos obsequia una experiencia estética placentera para nuestros ojos y mente. Esta obra es tan impresionante, que es capaz de hacer que las personas encuentren la vida y se vuelvan a conectar con el mundo natural. 

“Quiero llegar al punto en que la gente diga de mi trabajo, ese hombre siente profundamente y ese hombre siente sutilmente”.

El famoso crítico de arte y también escritor John Berger, escribió estas líneas sobre Van Gogh: "Para él, el acto de dibujar o pintar era una forma de descubrir y demostrar por qué amaba tan intensamente lo que estaba mirando". 

Compre una réplica al óleo con calidad de museo de El Viñedo Rojo, de Vincent Van Gogh en nuestra tienda en linea de Kuadros

Copias de cuadros famososCuadros famososCuadros onlineRéplicas de cuadros famososReproducción de cuadros famososReproducción de pinturas al óleo

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

¿Cómo hacemos nuestras réplicas de pinturas?

-> Conozca el proceso de Reproducción de Cuadros paso a paso

Curiosidades del arte

  1. Las 5 Pinturas Más Controversiales de la Historia - KUADROS
  2. Las 10 esculturas más bellas de la humanidad - KUADROS
  3. Las 10 obras de arte más importantes de la historia - KUADROS